convertir auto glp

10 razones para convertir tu auto a GLP

Ahora mismo, a nivel mundial, existen 21 millones de vehículos a GLP. Siendo Australia el país líder en términos de infraestructura y uso de autogás.

Son varios los beneficios que ofrece, tanto a corto como a largo plazo. Por eso, echa un vistazo a estos 10 motivos por los que la conversión a GLP puede ser una gran opción para ti.

 

  1. Reduce tus gastos

Empieza a usar este tipo de gas en tu automóvil, en lugar de la gasolina o diesel, y reducirás considerablemente los costos de funcionamiento. Es más, si decides rendir cuentas, notarás que durante la vida útil de tu coche con GLP, habrás ahorrado una impresionante cantidad de dinero. Por ejemplo, si conduces 30.000 km al año, tus ahorros podrían ser de casi 1.500 dólares al año, en comparación con el uso de otro combustible.

 

  1. Conduce por más kilómetros

Uno de los beneficios no anunciados de tener un carro con doble combustible, es el amplio rango de conducción que ofrece al tener dos tanques. Puesto que, con ambos depósitos llenos, podrás manejar por más de 1000 km, lo cual no sería algo inusual o extraño.

 

  1. Disminuye el costo de mantenimiento

La cantidad de residuos que produce es menor, en comparación con los demás. Lo cual es un aspecto positivo, ya que los depósitos tienden a acumularse con el paso del tiempo, llegando a afectar la eficiencia del motor.

Un auto con GLP no requiere de tantos cuidados, pues el aceite de motor y las bujías de encendidos necesitan ser cambiadas con menos frecuencia. Además, al ser un gas más limpio, se incrementará la vida útil del motor.

 

  1. Mejor para el medio ambiente

Proporciona una serie de beneficios medioambientales, tales como: un aire más limpio, menos CO2 y una menor cantidad de emisiones de partículas. Además, el llenado de un depósito de GLP es un proceso completamente sellado, evitando la propagación de vapores químicos que contaminan la atmósfera. Asimismo, es beneficioso para el medio ambiente durante el repostaje.

 

  1. Cuida tu salud

Los gases de escape diesel son clasificados como cancerígenos del Grupo 1 por la OMS, junto con el humo, el amianto y otras sustancias peligrosas. Es más, los expertos afirman que son más dañinos que el humo del cigarrillo, tanto así que producen cáncer de pulmón y vejiga.

Los gases incluyen dióxido de carbono, monóxido de carbono, óxido nítrico, dióxido de nitrógeno, óxidos de azufre e hidrocarburos. Siendo estas finas partículas las que llegan a la parte más profunda de nuestros pulmones. En donde pueden desencadenar ataques de asma, bronquitis, enfisema, enfermedades cardíacas y cáncer.

Se estima que la contaminación atmosférica causa más de 3 millones de muertes al año.

 

  1. Máxima flexibilidad con sistemas de doble combustible

Selecciona y cambia entre dos tipos de combustible con solo pulsar un botón. Es decir, puedes elegir la clase que mejor se adapte a tus necesidades. Por ejemplo, si te encuentras en una zona remota donde no hay estaciones de servicio de autogás, vuelve a utilizar gasolina y sigue adelante.

 

  1. No hay reducción en el rendimiento

Los sistemas de inyección líquida de GLP son lo último en tecnología. Por lo tanto, se obtiene un ahorro sustancial de combustible, combinado con el mismo rendimiento del motor, una conducción impecable y unas emisiones más bajas en el tubo de escape.

El GLP tiene un índice de octanaje más alto que cualquier otro, por lo que los motores convertidos tienden a funcionar más suavemente.

 

  1. Fácil de adquirir

No tendrás ningún inconveniente para adquirir este tipo de gas, ya que conforme va pasando el tiempo, son más las estaciones que ofrecen GLP, siendo uno de ellos Altavidda. En caso que quieras saber dónde están ubicados, ingresa al siguiente enlace: Contacto.

 

  1. Es seguro

Los sistemas de esta clase de combustible deben cumplir con estrictos requisitos. Entre los cuales se consideran: la instalación y el mantenimiento.

Las válvulas de alivio de presión, los sistemas de cierre automático, las válvulas de retención y los tanques de acero de gran calibre son algunas de las características de seguridad empleadas. Además, los depósitos de autogás son mucho más resistentes a las perforaciones.

 

  1. Rápida recuperación de la inversión

La inversión inicial que realices cuando conviertas tu auto a GLP, será recuperada tras conducir 30,000 km por año. Pues si vas a ese ritmo, recuperarás el costo total de la conversión por el ahorro de combustible que realices. Sin embargo, esto va a depender de la cantidad de kilómetros que conduzcas.

 

Son muchas las razones para considerar una conversión a GLP. Entre las cuales figuran menores costos de: combustible, frecuencia, mantenimiento y emisiones; así como mayor seguridad y autonomía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *